Cuando de comprar ropa se trata siempre debemos tener en cuenta el presupuesto y la ocasión en la que usaremos la prenda.  Muchas veces nos pasa que nos dejamos llevar por los grandiosas ofertas que se presentan en las tiendas, aquellas que te motivan a comprar simplemente porque “eso” está barato, cuando en realidad no