Pasa que muchas veces vivimos estresadísimas por ser flacas o también que nos compramos mil y un cremas para el rostro (me incluyo) porque queremos estar”libres de inperfecciones”. Es decir recurrimos a todo lo que este dentro de nuestro alcance para poder vernos de es “forma” en que nuestra mente nos dice que estamos mejor.