El último adiós

Una de las expresiones artísticas que me encanta y que siempre disfruto con completa emoción es el teatro.

Adoro esas dos horas completamente desconectada del mundo sintiendo  un vendaval de emociones, dejándome llevar por cada situación triste, alegre o trágica que allí pueda aparecer. Es como si ocurriera cierta magia en el escenario y luego de esta yo soy inmensamente feliz 🙂

En esta ocasión recibí una invitación (regalo de cumpleaños) del chico de mis sueños para ir a ver la obra  “Clausura del amor” (la selección de esta fue en base a algunas opciones que yo le di, así que no se preocupen 😉 ). Había leído algunos comentarios, varios de ellos muy buenos, por lo que mi expectativa al esperar por el inicio de la función era grande.

Una vez que se levantó el telón el primer detalle que llamó mi atención fue el hecho de que no se tuviese escenografía, solamente habían un par de sillas y algunas botellas de agua, las mismas que definitivamente eran necesarias ( ya entenderán porque) .

Uno de los protagonistas de la obra ( solamente eran 2) estaba sentado aquí, en esta escena que describo, y tenía la expresión del rostro más compungida y preocupada del mundo.

El diálogo de Stan (así se llama el protagonista) comenzó en el momento en que Audrey ingresa a la sala, ella entró por la puerta del público como si fuese una más de nosotros ( este fue un factor con el que trabajaron durante toda la obra). Más allá del discurso retórico, confuso y metafórico de Stan, estaba la pasión completa con la que pronunciaba cada frase. Estoy segura de que todos los que estábamos allí en la sala podíamos percibir esa mezcla de amargura, decepción, tristeza y cariño que siente uno cuando sabe que ha llegado el momento de terminar una relación.

El monólogo de Stan para Audrey tenía ese mensaje final del momento en que se termina una relación. Las frases enredadas tenían un resumen de todas aquellas cosas que amó y de todo lo que en ese momento sentía: una infelicidad completa que lo hacía remecerse por completo entendiendo que la única solución era terminar .

Durante todo el tiempo en que Stan habló Audrey permaneció muda, solamente observando, escuchando y mimetizándose un poco con el público que estaba en la sala (pienso que este también es un mensaje importante porque cuando se tienen estas conversaciones “límite”  mucha veces  lo que  menos hacemos es escuchar al otro).

No había ni un segundo en el que Stan dejase de hablar, los reproches venían acompañados de críticas, luego de insultos (sí, porque a veces a ese extremo se llega) y  finalmente de lamentos. Nada ni nadie sería capaz de detener ese momento.

Luego de una pausa en la obra con un intermedio musical, Audrey comenzó con su diálogo. Una voz un tanto más pausada y algo más de sensatez en todos los comentarios fue lo que encontramos en ella; que de alguna manera estaba resignada a aceptar el final pero también estaba decidida a batallar con todas sus armas para encontrar esa “última” esperanza que siempre nos queremos dar. Debo reconocer que por algunos segundos creí que esta llegaría, pero no la historia tiene un desenlace desgarrador con un beso frio y sin emoción. Ese beso que jamás quieres que llegue cuando sabes que tu relación ya está terminando.

Tengo que decir, con absoluta y completa sinceridad que esta obra estuvo repleta de emociones. Lograron volcar en 2 horas todo el proceso del desenlace de una relación ; y es que es todos sabemos que el final de una historia se avizora (por más “oportunidades” que nos demos).

Si ocurriese que tuviesen que preguntarme si me sentí identificada, pues debo decir que no directamente. Tal vez en algún momento tuve ciertas emociones de Stan o incluso algunas de Audrey pero felizmente no llevé ninguna relación hasta ese límite macabro en donde la decepción y resentimiento son más fuertes que el amor que alguna vez tuviste por esa otra persona.

Tuve la suerte de estar en la última función de la obra, si no pudieron ir a verla igual les recomiendo que revisen un poco el resumen de esta. Entenderán por completo todo lo que aquí les cuento, todo ese vorágine de emociones cuando aparece  la “Clausura del amor“.

Besos a todos 🙂

 

El espíritu de la Navidad

Saludos mis queridos lectores, a pocos de días de celebrar nuestras fiestas navideñas quiero compartir con ustedes uno de mis rituales favoritos para esta época del año. Se que la noche de año nuevo es la preferida para que pongamos en práctica cuanta “kábala” o superstición tengamos; pero yo les aseguro que el momento correcto para pedir y desear con fuerza es justito unos días antes de la navidad. Ahora les cuento porque =).

El solsticio de invierno es el evento astronómico en donde nuestro planeta está más lejano del Sol. Es el día mas corto del año y de mayor oscuridad ya que es el instante en que la Tierra esta más inclinada con respecto al Sol y este está en su punto mas bajo en los cielos, a 23 grados sur situado exactamente sobre el Trópico de Capricornio. Como consecuencia la Tierra recibe menos luz. Es la noche mas larga del año. En muchas civilizaciones antiguas y modernas se festeja para convocar el regreso de la luz al mundo oscuro.

solsticio-de-invierno

Se dice entonces que con este acontecimiento llega a la tierra el espíritu de la navidad. Se tienen muchas historias acerca de los personajes que están asociados con esto, pero la que más gusta es esta:

espiritu_de_navidad

El Arcángel Uriel vino hace muchos años a este planeta en fechas cercanas al solsticio de invierno; era alto, delgado, de aspecto juvenil, su piel irradiaba luz de tonalidad roja – dorada, cabellos muy largos de color castaño con matices rojizos y grandes ojos rasgados de color ámbar. Se dice que daba regalos de gran valor espiritual que eran energía pura proveniente de la divinidad, los cuales eran usados con gran respeto y amor por los que los recibían. Con el correr de los años su historia se convirtió en una leyenda en todo el planeta.

Es así que  cada final de año la energía del El Espíritu de la Navidad desciende hacia la tierra a todos los lugares que le dan la bienvenida, lo cual El  retribuye con Prosperidad y Amor.

¿Cuándo llega entonces el espíritu de la navidad?

El Espíritu de la Navidad tiene un día y una hora precisa. Cada año está aquí desde  las 00:00 H del día 21 de diciembre  hasta las 00:00 H del día 22 de diciembre.

images

¿Como podemos comunicarnos con él?

La generosidad del espiritu de la navidad es inmensa, por lo que solamente deben de pedir para recibir, nos trae  la oportunidad de hacerle llegar todos nuestros deseos, y la forma en como podemos expresarlos es  a través de una carta. Él se encargará de que se hagan realidad para el año siguiente. Y lo mejor de todo, es que lo hace con la dispensa divina de que todo lo que nos sea concedido este armonía con el universo.

Cómo-escribir-una-carta-de-amor-A-un-hombre

¿Cómo escribo mi carta?

Es importante que puedan encontrar un momento de paz durante el día, si lo desean pueden encender una vela y un poco de incienso, para ayudar a crear un ambiente de mayor armonía.  Aclara tu mente e ideas, y toma lápiz y papel para comenzar a escribir.

Inicia la carta dándole la bienvenida al espíritu de la navidad y agradeciéndole por todos de los deseos y beneficios concedido durante el 2014, luego de esto inicia con lista de deseos.

Es muy importante que comiences pidiendo por todo aquello que significa el bien común, por ejemplo el cese de las guerras, la tranquilidad social del país, oportunidades para toda tu familia, etc. Luego viene la lista completa de todo aquello que deseas para el siguiente año.

Finalmente puedes terminar tu carta con una frase similar a esta: “Gracias, y que todo lo que me sea concedido no afecte a mi karma ni al karma de nadie”.

Dobla la carta y guárdala, de preferencia en una cajita o baúl de madera. Durante el año podrás ir revisando la carta para ver cuales son los deseos que se van cumpliendo, no olvides dar las gracias por cada uno de los deseos concedidos.

velas

Hago este ritual todos los años, y siempre tengo varios deseos que se cumplen. No pierdan la oportunidad de aprovechar una atmósfera de completa paz para darle claridad a sus ideas y poner en papel todo aquello que quieren lograr para el próximo año.

Los quiero mucho